martes, 16 de abril de 2013

Ecosistema social y de conocimiento. Primeros datos. Primeros titulares

Hola a tod@s,

Voy a compartir con vosotros los primeros resultados y reflexiones que nos dejan los test realizados con el ecosistema social y de conocimiento que estamos desplegando.

Este sistema, como recordareis, se configura como uno de los ejes vertebradores de la toma de postura del Instituto Nacional de la Administración Pública del Gobierno de España.

El INAP está implementando una estrategia global de "Gestión del Conocimiento" con el fin de contribuir a crear una Democracia de Alta Calidad en España, a través del liderazgo tecnológico y de conocimiento.

Como podréis apreciar en la siguiente tabla, la ratio de funcionalidad que desprende este primer test es del 90% de media para todos los colectivos (dirección y resto de usuarios).



Esto significa que la valoración funcional que obtiene dicho ecosistema nos permite afirmar que los elementos sociales desplegados hasta la fecha, cubren las expectativas de los usuarios de dicho ecosistema.






Por otra parte se ha evaluado el uso que se ha hecho de dicho ecosistema y los resultados que hemos obtenido, nos ofrecen diferencias significativas entre los usuarios que no ejercen responsabilidad y aquellos que se encuentran en la cúspide de la pirámide organizacional.

Los sujetos que forman parte del Comité de Dirección, se muestran más reacios a completar y compartir su perfil profesional en la red, mientras que los usuarios que no ejercen cargo de responsabilidad, muestran su perfil, de una forma completa, detallada y transparente.

Como se puede apreciar en el gráfico el 72% de los usuarios que no forman parte del comité de dirección, completan al 100% su identidad digital, mientras que menos de la mitad de los miembros del comité de dirección, lo realiza.

Este fenómeno, bajo mi punto de vista, no tiene nada que ver con el grado de implicación en el proyecto y el liderazgo que se tiene sobre él.

Simplemente pienso que el miedo a ser visible en la red y a no verle "el valor" que ello puede suponer, está muy presente entre los miembros de la alta dirección.

Si ponen en una balanza el coste-beneficio que les puede suponer presentar y cuidar su identidad digital (sujeta a valoración de los otros), el resultado de la ecuación suele salirles en negativo. Si ya lo tienen todo, para qué se van a arriesgar?.

Por el contrario, los directivos son muy proclives a compartir información, cerca del 51% del comité lo hizo y lideró alguna acción en ese sentido, a diferencia del resto de usuarios que solamente uno de cada tres se lanzó a compartir ideas.

Aquí aparece muy claramente, bajo mi punto de vista, otra de las barreras que podemos encontrarnos a la hora de crear y administrar un ecosistema de estas características. El miedo a equivocarse. El miedo a compartir aquello que a los demás, a lo mejor, no les interesa.

Este miedo, está muy presente en los usuarios que no tienen "poder", puesto que se sienten "evaluados", "observados" por sus jefes y consideran muy "arriesgado" compartir aquello que no sea procedente.

Por otra parte, los miembros del comité de dirección, se muestran proactivos ante esta situación porque se sienten con la credibilidad y poder suficiente como para lanzar comentarios, información u opiniones sin que exista el peligro de sanción o castigo.

Para conseguir éxito en este tipo de proyectos, debemos ser muy conscientes de la influencia de este tipo de fenómenos. Trabajarlos y establecer las pautas de conocimiento necesarias con el fin de mitigarlos.

Un saludo,

Jesus Garcia Mingorance



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total