martes, 4 de diciembre de 2018

Metodologías de consultoría


Cuando en una empresa te piden que identifiques, analices y desarrolles un nuevo proceso, producto u organigrama, estamos ante un proyecto de consultoría.

Es curioso remarcar esto, porque a veces se nos olvida, dado que podemos caer en la tentación de pensar en proyectos de consultoría en los que implantamos nuestro modelo, proceso, producto u organigrama. pero eso, a mi modo de ver, no es consultoría.

Un proyecto de consultoría es algo que nace, modifica o crea una estructura, proceso o producto, partiendo de un estudio analítico, cuasi científico, sobre el que basar las modificaciones o nuevas propuestas.

Las cosas no salen de la nada, surgen porque se aplican métodos de trabajo rigurosos.
La metodología te aporta ese carácter organizado, sistemático y riguroso que todo buen proyecto debe reunir.

Esa es la parte que diferencia a unos consultores de otros.

  • Si posees una buena metodología de trabajo, serás capaz de modificar, crear e impulsar nuevos desarrollos, diseños, productos, estructuras y organizaciones, con la seguridad plena de que el resultado obtenido es fruto de un proceso realmente fiable.
  • Si no posees solidez metodológica, lo que harás será buscar la manera de “incrustarle” a tu cliente el modelo, producto, proceso o estructura que desde tu organización se ha insistido que es su producto o entregable. En esta forma de trabajar, después vienen las adaptaciones. El mensaje de “lo hago a tu medida”.

En mi opinión una organización que busca algún tipo de transformación (productos, procesos, personas, estructuras, etc) debe iniciar un proceso de consultoría metodológicamente impoluto sin márgenes previos y con una empresa externa de consultoría que sepa aportar ese valor que se necesita. Ese valor metodológico que te asegura el resultado obtenido.

Creo que debemos huir de los modelos, importaciones, exportaciones de experiencias que efectivamente son interesantes para el que las vive en primera persona pero que no se adaptan, sino se lleva un proceso transparente y claro, a la perfección en casi ninguna ocasión al cliente u organización que ha solicitado ayuda con ese cambio.

Hace poco tuve la oportunidad de participar en el diseño de un nuevo proceso en una organización. 

He disfrutado mucho, he sido muy sistemático, pero sobre todo he procurado llevar mi mente en “blanco” para que esos modelos y/o productos que tengo en mi experiencia previa no se interpongan con las necesidades de la organización que me contrata. No es fácil, os lo aseguro, pero es, a mi modo de ver, el secreto del éxito en este tipo de procesos.

Al principio da un poco de miedo porque no sabes hacia donde vas ni qué cosas van a salir. Pero al final te das cuenta de que la respuesta no la tienes tú, sino que la tiene la organización para que la estás trabajando. Solo hay que saber encontrarla.

lunes, 10 de septiembre de 2018

OPLE: una nueva forma de enseñar y aprender

Madrid, 10 de Septiembre.

Se acaba el verano. Día soleado. Llevamos varias jornadas en las que las nubes y las temperaturas se asemejan más a finales de Octubre, principios de Noviembre, que a un final del verano cálido y confortable.

Aún así, parece que el pulso de la ciudad y del mundo se entona con la entrada en vigor de las jornadas diarias de trabajo, escuela y responsabilidades. La verdad es que se echa de menos disponer de más tiempo para seguir haciendo cosas... pero la vida que tenemos es así y hay que aprovechar cada minuto de nuestro existencia, porque cabe recordar que el tiempo, nunca se recupera.

El propósito de esta entrada es el de compartir una experiencia que ha tenido lugar desde hace algunos meses, bastantes, en lo referente al desarrollo de nuevas estrategias de formación y desarrollo.

Quisiera compartir con vosotros/as los resultados y conclusiones de un trabajo que he realizado para un colectivo en el que he preparado un OPLE.

Como sabéis, un OPLE es un entorno personal de aprendizaje organizacional, en el que o desde el cual mostramos a los alumnos un camino a recorrer que incluye multitud de recursos y materiales, enlaces, páginas, blogs, etc, que les capacitará para resolver los distintos "retos" de aprendizaje que les vayáis proponiendo.

Es un entorno virtual, organizado, a través del cual el participante decide cuáles son los recursos que va a utilizar, de qué modo, con qué objetivo y sobre todo para solucionar aquellas cuestiones, retos o juegos que les vayamos proponiendo. 

Este planteamiento deja en manos del alumno, asistido por el dinamizador de aprendizaje, los contenidos a interiorizar, las herramientas a utilizar, e incluso, las fuentes de las que "beber". El dinamizador pone a disposición los recursos mínimos a través de los cuales, cada participante podría resolver los distintos "retos" que se planteen. 

Esos retos no son otra cosa que aquellas actividades o proyectos que les planteemos al inicio del itinerario formativo y que tendrán que resolver según vayan avanzando en su descubrimiento e interiorización del contenido. 

En esa linea he trabajado el OPLE que a continuación analizo de forma crítica.

OPLE

El entorno que programé constaba de un proyecto final, al que se llegaba superando una serie de actividades (que tenían que ver con dicho proyecto). 

Para la superación satisfactoria de esas actividades o retos, el participante debía acceder al OPLE y navegar a través de los diversos contenidos y recursos que les proponíamos, teniendo presente que desde la dinamización del itinerario se les iba suministrando nuevos recursos en función de las necesidades (siempre a través del OPLE (que se diseñó en Symbaloo).

Un primer análisis derivado de este planteamiento me ha hecho ver que no es tan importante el contenido y los recursos (que a primera vista es en lo que todos nos centraríamos) sino el diseño y planeamiento de las actividades entorno al proyecto central. Esta parte, a mi modo de ver, es la más importante de un OPLE. No hay otra similar.

Además, existe una tercera tarea que a priori no se le presta atención que tiene que ver con la comunicación y programación del impacto del itinerario. Esto es clave, porque en mi opinión se debería tener muy presente la posibilidad de: trabajar en real o diseñar una historia que "sumerja" a nuestros participantes en una vivencia activa e interesante (incluso impregnando el proyecto de esta historia (o que forme parte de ella)) aunque sea inventada.

Conclusiones

Voy a compartir con todos vosotros, las conclusiones a las que he llegado, desarrollando un DAFO de la experiencia obtenida en el diseño y dinamización de este itinerario.

Debilidades:
  • Los alumnos disponían de muy poco tiempo para desarrollar las tareas programadas
  • Ausencia de sesiones presenciales
  • El proyecto planteado pudo quedar eclipsado por las actividades intermedias
  • Desorientación; enfocada en los alumnos puesto que al principio no veían claro que significaba disponer de la autonomía necesaria para desarrollar su aprendizaje (estaban acostumbrados a que se pautara a través de una píldora online, el curso completo sin más recursos que los que allí pudieran aparecer)
  • Problemas de acceso externo a determinadas aplicaciones desde el entorno organizativo
  • No se cerró el itinerario con un plan de acción para implementar el proyecto realizado por los participantes

Fortalezas:
  • Adaptabilidad; se generaron distintos escenarios y nuevas actividades para acomodar, en la medida de los posible, el itinerario formativo y su diseño inicial a las necesidades de tiempo manifestadas por los alumnos, así como a otras incidencias que fueron surgiendo a lo largo del tiempo
  • Contenidos: la parte conceptual y de herramientas de este itinerario, consideramos que ha supuesto un avance para todos los alumnos
  • PLE: una organización en la que el protagonismo de su aprendizaje la tiene el propio alumno genera más motivación e implicación
  • Aprendizaje centrado en un proyecto; ha aportado el saber hacer, el como hacer y el hacer hacer, que son, en nuestra opinión, las principales claves de la interiorización de contenidos
  • Utilidad: ha sido una formación útil, tanto para el formador / tutor como para los alumnos, puesto que todos ellos han descubierto nuevas herramientas, formas de hacer y han aprendido “sobre la marcha” las habilidades necesarias para “estar” conectados en un entorno virtual de aprendizaje
  • Crecimiento: es un itinerario formativo de carácter abierto, puesto que mantiene diversos espacios que podrían seguir alimentándose en el futuro, creando comunidad (Grupo en Facebook)
Espero haya sido de vuestro interés.
Salu2¡¡
Jesús.

jueves, 31 de mayo de 2018

Volver a empezar: la caida (o no) de Rajoy


Lo que está ocurriendo en la política española era algo esperable y realmente predecible pues la situación de los grandes partidos políticos no deja resquicio a la improvisación.

Aunque parezca que las cosas van sucediendo de una forma poco organizada y a impulsos, todo lo que estamos viviendo, se muestra, en mi opinión, realmente inevitable y bastante predecible.

Y lo que ha de acontecer ahora pasa por lo que Rajoy decida, puesto que en función de su planteamiento se obstaculizará en mayor o menor medida la toma del poder, de forma temporal, del partido del Sr. Sánchez.

Si Rajoy decide no dimitir y someterse a una dura derrota, Sanchez tendrá por delante la difícil tarea de negociar los presupuestos de 2019 con partidos que en principio, muestran intereses contrapuestos.

Si Rajoy decide irse antes de que se vote la moción, es posible que tengamos Gobierno en funciones hasta después del verano puesto que es dudoso que puedan configurar un gobierno de acción entre sensibilidades tan opuestas (de hecho ya tuvimos una experiencia similar en el intento del Sr. Sánchez en el 2016). Por tanto, en esta circunstancia, el Sr. Sanchez y su partido tendrán que trabajar muy duro sino quieren verse abocados a una convocatoria electoral para finales de este año.

Es evidente para mi que Rajoy no va a vender su derrota fácilmente, puesto que colaborar en que el Sr. Sánchez entre en la Moncloa y se refuerce, no solo como candidato sino como gobernante, hace peligrar y mucho las posibilidades de “resurrección” de un partido popular moribundo. Si alguien pone cordura en el PP es de suponer que Rajoy agotará el plazo de su dimisión in extremis con la intención de oscurecer la votación de la moción de una manera dramática y bien comunicada con un impacto mediático sin precedentes.

Bien pensado esto es lo que tendría que hacer Rajoy. De este modo obstaculizaría la consolidación de su máximo rival y por ende, ganaría tiempo para posicionar al PP en una batalla electoral más que probable.

Pienso ciertamente que resistir y ser derribado es una opción, pero me parece que los beneficios que aporta son poco o nada rentables para el Sr. Rajoy y su partido.

Visto con perspectiva esta es la antesala de la entrada al poder de un partido distinto a los tradicionales. Si no, al tiempo.

Páginas vistas en total