domingo, 24 de junio de 2012

Semana 1 - Diario de un Consultor

Hola a tod@s,

Tal y como prometí, empiezo a entrar en el meollo de mi semana como consultor. Quería escribirlo a diario pero como comprendereis más adelante, me resulta poco menos que imposible.

Suena el despertador, las 6.45 horas.
Me levanto. Ducha, aseo matutino, breve repaso a la prensa por internet y cojo mis bártulos.

Ordenador portátil, "trole" con todo lo que necesito, mis dos teléfonos móviles, llaves del coche, llaves de casa, llaves del garaje, llaves de la oficina, y finalmente, salgo por la puerta de mi domicilio. (previamente me despido de mi mujer que está preparándose para ir al trabajo)

En mi cabeza repaso las tareas básicas del día, citas y "compromisos".

Hoy en día, por lo menos en mi caso, los consultores no solo "aplicamos" proyectos sino que también vendemos, gestionamos nuestras propias ventas, imprimimos nuestros propios documentos de presentación y si hace falta nos llevamos la impresora a casa para seguir imprimiendo.

Bien. Cojo el coche, y me pongo en dirección al cliente.
Atasco matutino. Mientras espero, pacientemente, sintonizo Cadena 100 (es mi emisora favorita con Javi Nieves y Mar Amate). Bueno sintonizo e intento desconectar de lo que me espera.

Llego al cliente, y me pongo a trabajar. Desde el minuto cero.

Umm. En mi caso no hay pausa para el café ni nada que se le parezca. Tengo que dedicar todo mi tiempo a trabajar, puesto que por ese motivo el cliente ha contratado una bolsa de horas en las que me exige plena dedicación.

Pongo los cinco sentidos.

Os comentaré que en este cliente estoy realizando una labor de sintesis y organización de todas las políticas de recursos humanos de la compañía en España. significa mucha lectura, conocimiento de la empresa, y sobre todo, aprendizaje constante en cuanto a procesos de trabajo internos dentro del área de recursos humanos.

Es una tarea ingente, ardua y laboriosa.

Dan las dos y media de la tarde. Decido ir a comer.
Comer solo no es mi fuerte asi que acabo picoteando algo y subiendo de nuevo a la oficina. En total, unos 30 minutos.

Reanudo mi trabajo y no levanto la vista de mi objetivo hasta que no puedo más.

Suena mi telefono en varias ocasiones. Más presión. Debo vender otro proyecto como sea, pero tengo una disyuntiva. Si estoy en el cliente que me exige absoluta dedicación, como y cuando voy a preparar o incluso, contactar con un futuro cliente?.

Cuando llevas más de 8 horas seguidas trabajando, empiezan a pesarte los ojos, si llevas lentillas, se pegan al globo ocular, y sino llevas lentillas, se enrojecen. Mi pensamiento empieza a ser bastante lento. Noto como me duele la espalda, tengo las piernas cansadas y mis dedos ya no son tan ágiles por el teclado.

Sería el momento de levantar el campamento y dirigirme a descansar, pero la vida de un consultor no es fácil y por ese motivo debe ser el primero en llegar y casi el último en marcharse. Tened en cuenta que se le exige más que a nadie puesto que "lo están pagando" y por esa razón debes estar al 200%.

Si solo fuera por el cliente en cuestión, podría llegar a entender la situación, pero las cosas en España no están bien y las empresas a veces deshumanizan todo lo que tocan (una verdadera antítesis de lo que debería ser). Esa deshumanización hace que creamos que las personas son recursos que deben estar 100% activos durante todo el día, enfocando y desenfocando, siendo "polivalentes", palabra de moda en muchos sectores, y haciéndonos creer que la polivalencia consiste, fundamentalmente, en poder o saber hacer dos o tres cosas a la vez.

Alguien conoce a superman? yo no.

Siempre he pensado que la cabeza, y más en el trabajo que desempeño, debe estar despejada para pensar con claridad. No podemos diversificar la atención en el mismo punto y en el mismo momento, porque no haremos ninguna de las tareas correctamente.

Polivalencia, bajo mi punto de vista, es saber hacer algo q es complementario a mi desempeño diario. Poder asumir nuevas tareas o posiciones en las que se requieren nuevas competencias que he adquirido con el paso del tiempo. Eso es ser polivalente.

Polivalente no es ser y ni pretender ser el hombre orquesta que toca a la vez diez instrumentos sin equivocarse.

Primera lección de la semana. No soy "polivalente" según el concepto actual.
Seguna lección de la semana.No lleves lentillas si eres consultor, puede que no puedas despegarlas de tu ojo.

Como digo, no todo es malo, al contrario, con este trabajo aprendo todos los días algo nuevo. Sino fuera por la deshumnización, sería el oficio más interesante y gratificante del mundo. Estudias diariamente, piensas y te pagan por aportar ideas. Quién da más?

Bajo mi punto de vista, el trabajo que estoy desempeñando en el cliente, en la actualidad, es ingente y atractivo. Visionas y aprendes políticas de recursos humanos de una gran compañía. Tengo la oportunidad de sugerir mejoras y trabajar en aquello que me apasiona.

Esta es la parte  positiva de la semana. APRENDER.

Bien, una vez dan las ocho de la tarde o nueve, procedo a recoger mi oficina ambulante.

Cojo el coche, y pongo rumbo a casa. Mientras, despacho con mi jefe. Intento localizar a algún posible cliente. Redacto en mi mente alguna propuesta que debo presentar. Oganizo mi calendario de trabajo e intento buscar huecos para otras actividades.

Llego a casa. Sobre las 22.00 horas, no antes, Saludos, cena, y sofá. En esta parte es donde me pierdo, porque no me acuerdo de nada.. me quedé dormido.

A lo largo de esta ultima semana, esta ha sido mi vida diaria. Unas 12 horas en el cliente, algo menos, 30 minutos para comer, presión y mucho aprendizaje..

Espero seguir con vosotros la semana que viene..

Jesus.

6 comentarios:

  1. Mucho Animo y Resiliencia!!
    Jesús, Como tú muy bien has dicho, tenemos una de las profesiones más
    apasionantes y enriquecedoras que hay e el mercado.

    Echo de menos algo que quizá, como a mí me llena de energía y me ayuda a superar "jornadas maratonianas",,,Las Interacciones con otros
    que nos permiten generar contagios emocionales positivos y refuerzan
    el Talento.

    Un fuerte abrazo y Feliz Semana!!

    Ofelia Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ofelia.
      Es cierto, quizás me centré demasiado en las cuestiones negativas. Es curioso como lo negativo es preponderante sobre lo positivo.

      en estos dias en los que vivimos "peligrosamente", hay tanto poso negativo que tendemos, si nadie nos da un toque de atención, a valorar todo de la misma forma o darle más relevancia a aquello que es negativo.

      Tomo nota..

      Eliminar
  2. Ánimo, Jesús. Valor y al toro, que seguro que puedes con el "morlaco".

    Un cordial saludo.

    Víctor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Victor.

      Si, sé que puedo, además el reto es grande, muy grande, pero quizás la situación que planteo no es solo un problema del propio trabajo, sino del propio mercado de los servicios de recursos humanos.

      Ten en cuenta que mezclar aplicación de proyecto y venta agresiva, compatibilizando las dos mitades, hacen que o se busca un equilibrio, tanto temporal como conceptual, o al final no se desarrollan correctamente ninguna de las dos cosas...

      Gracias por tu comentario¡¡

      Eliminar
  3. Jesus... me encantaría que incluyas en tu diario... un artículo sobre como comenzaste para orientarnos y ayudarnos a los que estamos recien arrancando

    ResponderEliminar
  4. Hola Jimena, no dudes en que dedicaré un artículo para ilustrar mi paso profesional por el mundo de la consultoria.

    Como llegué hasta aqui y que consejos podría ofrecerte.

    Gracias por tu comentario.

    Jesus

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total