miércoles, 4 de enero de 2012

Se reducirá el paro en el 2012?

Qué opinais?

Bajo mi punto de vista, la gente piensa que peor no se puede estar, pero aplicando la ley del sentido común, siempre podemos empeorar más.

Yo no soy especialmente optimista ni especialmente pesimista. Si nos ceñimos a lo que ha ocurrido el último trimestre del año, podemos deducir que las cosas no van a ir nada bien, puesto que la economía se ha ralentizado todavía más, traduciendose, en los primeros tres meses del 2012, en más destrucción de empleo.

Ahora bien, si las medidas que ha tomado el Gobierno (por otra parte discutibles) y las reformas que están pendientes de aprobar, consiguen generar un clima de confianza y seguridad en el futuro (un barco con patron), es posible que veamos un repunte de la demanda interna y por tanto, una posible mejora leve del empleo a finales de 2012.

Aún así, nadie sabe (y quien lo diga, creo que miente) qué es lo que va a pasar de verdad.

En resumen. Apuesto por un 2012 en negativo. En donde los primeros meses , vamos a ver gran destrucción de empleo. Quizás en el ecuador del año, entremos en un "estancamiento laboral", y finalmente, para el raid final de 2012, encontremos un repunte del empleo significativo.. pero creo que de momento, nada de tendencias alcistas.

Por esa misma razón, digo, que grabar a las rentas del trabajo, subir las cotizaciones sociales (como parece que se va a producir) y elevar los impuestos en los servicios básicos, puede volverse contra el gobierno si el empleo sigue bajando y no se producen nuevas contrataciones.

Creo que se ha tomado un camino complicado puesto que se aplican estas políticas, teniendo en cuenta que el aumento de impuestos no va directo a inversión pública ni a crear empleo público, sino que se destina, por completo, a la reducción del déficit y al pago de la deuda. Podriamos estar ante un círculo virtuoso de carga impositiva, reducción de actividad, reducción de demanda interna, aumento del paro, y finalmente, reducción de la recaudación, aumento del déficit público y vuelta a empezar.

También, puede suceder, que al tener capitán del barco y demostrar firmeza, se active la demanda interna, aumente el consumo, suba el empleo, y se recuade más.

Son dos caras de la misma moneda.. pero con efectos absolutamente opuestos.

Cuando, el ministro de economía decía que se había tomado un camino que podría llevarnos al éxito o al más absoluto de los fracasos, no le falta razón. Es una apuesta muy arriesgada.. Pero como todo en la vida, hay que apostar.

De hecho, con esta política que se ha tomado, las reformas que faltan (y la que nos preocupa; la reforma laboral) se hacen más imprescindibles que nunca. Y mucho me temo, que si el gobierno es consciente de lo que se juega, es seguro que echará toda la carne en el asador y nos encontraremos con reformas por decreto y conflictividad social en las calles. Veremos.

Este año 2012, puede pintar muy bien o muy muy mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total