sábado, 9 de julio de 2011

Por qué es bueno externalizar la fuerza laboral?

Por qué es bueno Externalizar la Fuerza Laboral?

Hace unos minutos he estado leyendo la nueva entrada del Blog de Antonio Peñalver, acerca de la gestión de personas y su evolución en el nuevo marco global.

Tras acabar el artículo me he planteado una de sus reflexiones como base para desarrollar esta nueva entrada y establecer una estrategia a aplicar en las organizaciones españolas de aqui en adelante.

En las reflexiones de Antonio, podemos entresacar un nuevo marco de individualización de las relaciones laborales y sobre todo, y fundamental, la superación de los modelos de contratación masiva en las empresas.

Esto significa que en el mundo laboral que nos toca y tocará vivir, encontraremos trabajos por proyectos, situacionales y en muchos casos externalizados.

Evidentemente esto plantea muchos inconvenientes, puesto que las organizaciones tienden a una estabilidad entrópica, la cual, en ciertos momentos de inestabilidad ambiental o cambio de condiciones, puede hacer que llegue a desaparecer sino consigue una transformación adecuada.

Antonio, en su blog, expone que el individuo, en este nuevo marco globalizado, cambiante y competitivo, debe estar excepcionalmente formado, sujeto al cambio permanente y con relaciones laborales flexibles. Siendo estos individuos, personas con capacidad para el cambio constante y una formación continua elevada.

Todo este marco que plantea en su articulo nos deja una pregunta en el aire-

Serán, las empresas españolas, capaces de asumir este cambio de paradigma productivo y gestionar sus relaciones laborales de otra manera? serán las organizaciones españolas, capaces de asumir el enfoque del proyecto y externalización laboral como arma de adaptación al cambio?

Personalmente creo que en España no existe cultura suficiente para afrontar este cambio y esta puede ser una de las razones que subyacen a la crisis de nuestro sistema laboral.

Si las personas y las organizaciones no somos capaces de dotarnos de una marco laboral lo suficientemente flexible como para generar empleo y mejorar la empleabilidad seguramente, conviviremos con esta crisis más tiempo del que nos imaginamos.

Las organizaciones españolas, deben, frente a este marco de resistencia al cambio, de protección  desmedida, recoger las herramientas que tienen a su disposición y adoptar una postura proactiva.

Ya que las organizaciones no son instrumentos de la política activa, si pueden orientar su estructura interna hacia la disminución de la fuerza laboral fija, adoptando enfoques de externalización laboral regulados en las leyes actuales.

Las organizaciones deben aprovechar el momento para reducir su estructura fija laboral y buscar el minimo de personal necesario para desarrollar la actividad matriz de la compañía, siendo el resto de actividades externalizables, por proyectos y con duración determinada.

Para ello las empresas tienen a su disposición las empresas de trabajo temporal, que son las que pueden, bajo el marco legal actual, externalizar la fuerza laboral  mediante la fórmula de la cesión de trabajadores por proyectos.

Por qué pènsamos que un ingeniero no puede trabajar a través de una ETT para desarrollar un trabajo concreto para nuestra compañía? Por qué no puedo externalizar ese coste y financiarlo? Por qué no puedo abaratar mis costes fijos pudiendo adaptarme a la situación que el mercado me está demandando?

Creo que esta es la gran disyuntiva que las empresas deben empezar a cuestionarse.

Quiero sobrevivir en este entorno? deseo continuar con mi negocio?

Externalizar no siginifica que las personas que trabajen con nosotros a través de esa fórmula no sientan la camiseta de la empresa. Esa labor de identificación es responsabilidad nuestra, de nuestros departamentos de RH. Es una responsabilidad compartida entre la empresa y la proveedora del servicio. La ETT.

Considero que esta fórmula es una idea del presente. Creo que una empresa debería estar en un 80 - 20, pero no como hasta la fecha, 80 internos y 20 temporales, sino al contrario. 20 Fijos y 80 temporales.

Sé que muchos convenios, incluso, limitan la presencia de las ETT, pero en los que no se limite, las organizaciones deberían cuestionarse por qué tienen tantos costes fijos en materia de personal. Hoy en día no es competitivo.

Un saludo a tod@s

2 comentarios:

  1. Javier San Martín9 de julio de 2011, 9:45

    Hola Jesús:

    Realmente considero que efectivamente el mundo de la empresa que hemos conocido en los últimos 50 años ha muerto y está llegando un nuevo modelo en el que el trabajo externalizado y/o por proyecto va a ser la norma.

    El problema es que quedan importantes incógnitas por resolver, como el modelo de retribución en este escenario.

    Hoy por hoy el antiguo modelo de trabajo a destajo parece ser la nueva tendencia en los niveles inferiores o en trabajos intensivos en mano de obra. Este modelo va ganando poco a poco terreno al pago basado en las horas dedicadas porque mejora la productividad.

    Y para los niveles de mayor valor añadido se va perfilando que el trabajo a exito en el que se comparten un porcentaje de los ingresos/ahorros se está imponiendo.

    Veremos como sigue evolucionando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Jesús, me parece muy pertinente tu reflexión y comparto buena parte de la misma. Yo también pienso, desde hace tiempo, que las empresas deben quedarse con su "cogollo" que aporta valor y externalizar el resto. En realidad, la primera vez que leí algo similar fue a mediados de los 90 en el modelo de "donut invertido" de Charles Handy.
    No se si se trata de llegar al 80-20 como dices pero sí es cierto que cada vez se están externalizando más y más las funciones que no aportan valor directamente.
    También comparto con Javier que el modelo que hemos vivido hasta ahora empieza a estar agotado, pero que la evolución y el cambio va a ser, todavía, bastante lento.
    Como dice Javier, veremos como evoluciona.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total